domingo, 1 de septiembre de 2013

IMM #3 - Agosto 2013

Este Agosto Esquimal toca a su fin. No, no lloréis. Era necesario. Las cosas en verano se detienen, van a una velocidad que no percibo. Como si el calor de esta ciudad hiperpoblada derritiese el alquitrán del asfalto y retuviese viandantes, casualidades y otros animales del mundo del futuro. Pero hoy es septiembre. Hoy os muestro todos esos libros que me han distraído de aquello que no me gusta. El curso empieza. Las historias comienzan. Y yo, al menos, continuo. 





1. El fugitivo – Stephen King

Todas esta moda actual de realitys  en las que uno se juega la vida, ya sea Battle Royale, Los Juegos del Hambre o algún que otro capítulo de Black Mirror, tienen en este libro que King escribió en 1982, a uno de sus más antiguos precedentes. La audiencia amoral como forma de monstruo posmoderno. Pesadillas televisadas y deshumanización en estado puro. Los amantes psicóticos de King hablan maravillas de esta novela, y su portada retrofuturista con ese abuso del rojo es una pasada. 






2. Let’s Explore Diabetes with Owls – David Sedaris

Sedaris es un tipo con un humor digno de monumento, pero poco traducido a la lengua patria. Mondadori nos trajo hace un tiempo Cíclopes y Un vestido de domingo. Pero aún queda mucho que no ha cruzado la frontera. Por ello, y como efecto colateral de mi trabajo, llegó este título a mis manos, lo último publicado por el autor en abril de este año. Así que mi reto en inglés de esta temporada será, contra todo pronóstico, sobre diabetes y búhos.






3.  Amores Iguales – David Leavitt

Uno de los autores queer más valorado de la escena literaria es el señor Leavitt. Desde que debutó con El Lenguaje Perdido de las Grúas, no ha parado. Tiene en su haber numerosas novelas y unos cuantos libros de relato. Lo cierto es que recuperar su obra a veces cuesta, por lo que encontrar alguna edición antigua de ellas, como ésta del 1989 es todo un milagro. La editorial ya ni existe, pero la obra permanece. Ya digo, milagros. 






4. La bofetada – Christos Tsiolkas

Son pocos los autores australianos que nos llegan o son pocos los que yo conozco. De cualquier modo, estamos en un mundo que no orbita por países sino por clases. Por lo que los conflictos reflejados en su literatura, pueden llegar a impregnarnos a miles de kilómetros de distancia. En el caso que nos ocupa, educación, violencia y una bofetada inesperada llegan para trastocar todos los preceptos del mitificado mundo civilizado. En Australia llegaron a hacer incluso una miniserie de la novela. A ver qué tal resulta. 





5. El amor de una mujer generosa – Alice Munro

Cuando me fui de casa, mi madre me dio un único consejo: no dejes escapar cualquier Munro con el que te encuentres. No habló de dinero, no me dio consejos de sexo o seguridad. Me impuso el designio que ella se inventó para toda su estirpe. Y aunque nunca entendí su fascinación por la canadiense, ahí sigo, respetando sus órdenes, acaparando historias breves de mujeres exhortativas. 






6. Las edades de Lulú – Almudena Grandes

A estas alturas que nada nos espanta, podemos decir que esta novela es un clásico de la literatura patria. Pero en su día, la gente puso el grito en el cielo porque la autora puso los suyos en la tierra y habló sin tapujos de lo que quería. Eran otros tiempos. El despertar sexual, lo explícito, lo evidente que permanece oculto eran cosas que sucedían a oscuras. Ya nadie se escandaliza de en ir en metro agitando con alborozo Las edades de Lulú, y es ahora cuando llega a mi vida la novela de Grandes. No, no fui nunca muy valiente.  






7. El Museo de la Inocencia- Orhan Pamuk

En el anterior IMM, ya comenté que le tenía ganas infinitas a la obra magna de Pamuk. Sin embargo, sólo dí con Me llamo Rojo. Ahora, un mes después, ha llegado a mi poder esta versión de bolsillo sin rastro de grupo editorial alguno. Y en este ejemplar desmarketinizado está la historia que el autor ha depositado sobre sus orígenes, sobre un país que confronta fe y escepticismo de un modo digno de mención. Ganas de recorrer Estambul de la mano de Pamuk.







8. Libertad – Jonathan Franzen

Todo el mundo sabe que odio a Franzen. Todo ese ruido mediático que genera. Sus novelas soberbias y mastodónticas. Su interés por acaparar parte de la magia de David Foster Wallace. Sí, si están quemando fotos de Franzen es posible que sea yo quien encendiera la hoguera. Sin embargo, no he leído nada de él. Error. Voy a subsanarlo con Libertad que, si bien no sé cuándo lo podré comenzar, ahora sí que se encuentra en mi pila. Quizá me desdiga, quizás tenga que reconocer que el tipo tiene talento, que se mereció aquella portada en Time. Ya veremos, Franzen, si te mereces que me retracte o no… 



9. El rumor del oleaje – Yukio Mishima

Otro Mishima con el que me encuentro. Aunque se considera una de sus novelas menores, la edición con ilustración de Hokusai –sí, cliché, lo sé- me parece bonita hasta decir basta. Poco a poco, voy haciéndome con la biblioteca Mishima que se merece este tipo extremo –hablo de él, no de mí-.  Aunque, si os soy sincero, creo que lo siguiente que leeré de él será El Color Prohibido








10.  El grito silencioso – Kenzaburo Oé

El nobel japonés, Oé, es uno de los grandes pendientes de mi lista. Y aunque tengo algunas de sus novelas repartidas entre todos los sitios en los que he vivido, aún no me decido a empezar con él. Será que ninguna de sus historias consigue llamarme lo suficiente. Claro que, para evitar este monumental error, he decidido darle una oportunidad. Más pronto que tarde. Y aunque esta edición de quinta mano no me agrada mucho, reconozco que el planteamiento de los hermanos malditos me ha tocado el hombro. Quizás sea el momento de entrar en su Universo Distorsionado. 














20 comentarios:

  1. Ahora mismo estoy con "Las edades de Lulú" que lo tenía en casa desde hace años. Disfruta de las lecturas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Margaramon!

      Creo que siempre ha habido un ejemplar cerca de la novela de Grandes pero nunca pude ponerle la mano encima por una razón u otra. Pero esta vez no se escapa. Ya no.

      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Atenta estaré a ver que te pareció el de La Bofetada, que me parece superinteresante la premisa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otros de los encontrados en ReRead, y sí, hay algo fascinante en esa educación colectiva que ya hemos perdido. Esos niños que pertenecían a todos y que ahora se concibe como una idea descabellada.

      Sí, ganazas!

      Gracias por pasarte Nit!

      Eliminar
  3. Hola Sergio

    Justo me han dejado el libro de El lenguaje perdido de las grúas y espero ponerme con ello, dentro de no mucho tiempo. Con Alice Munro tengo muchas ganas pero aún no he empezado, así que me alegra no solo que hicieras caso del consejo de una madre, sino de que eso significa que nos dejarás pistas :)

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marilú,

      'El lenguaje perdido de las grúas' es, aún hoy, uno de mis grandes pendientes. Tengo en casa una edición muy antigua que ha sobrevivido a muchas mudanzas. Por otro lado, con Munro lo cierto es que hay tanto de ella que uno nunca sabe por dónde empezar.

      Ya veremos cómo acaba todas estas "asignaturas pendientes". Prometo ir desgranando mi recorrido.

      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. Intuyo que muchos de esos libros que te han distraído tenían argumentos más que suficientes para ello. De David Leavitt tengo bastantes libros, si no todos los que salieron en la editorial Vernal, sí casi todos.

    Tomo nota de "La bofetada", que no conocía pero me ha llamado la atención.

    Un saludo! (esperando que "desgranes tu recorrido") ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana,

      sí, Leavitt publica con bastante frecuencia, pero lo cierto es que hay ciertos títulos bastante ilocalizables. Así que encontrarse con alguno de ellos siempre es un alivio.

      En cuanto a 'La Bofetada' me llamó mucho la atención en su día, pero por alguna razón u otra, lo dejé pasar. Ahora que me he vuelto a cruzar con el libro, pensé que no podía dejar que volviera a suceder lo mismo. Se plantea como algo interesante, sí.

      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  5. Hola! He descubierto tu blog en el blog de Yossi y me ha gustado, así a partir de ahora me quedaré por aquí.
    De los libros que enseñas hay unos cuantos que me llaman la atención. Tengo apuntados desde hace tiempo "Libertad" y "Las edades de Lulú", el último no lo leí en su momento porque por aquel entonces no había nacido, no por cobardía;)
    Me apetece mucho probar a Alice Munro, de hecho el otro día casi me llevo a casa su último libro de relatos "La vida de las mujeres", pero me eché para atrás en el último momento.
    También tengo pendiente a Mishima, la narrativa oriental es mi punto débil.
    Y me voy a investigar un poco "La bofetada" que no la conocía y tiene buena pinta:)
    1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena!

      Casi que le habías puesto el ojo a la mayoría de mis encuentros bibliófilos de este agosto. Lo cierto es que da un poco de miedo 'Libertad' porque todo el mundo dice que Franzen mete demasiado ruido en sus novelas, y no sé si estoy preparado para algo que no vaya directo al grano.

      En cuanto a Mishima y la literatura oriental en general, tienes tanto para elegir que seguro que encuentras algo que conecte con tus gustos.

      Gracias por pasarte, espero verte por aquí!

      Un saludo!

      Eliminar
  6. PLENO! me gustan/interesan todos ¡TODOS! Soy muy fan de David Sedaris, lo he leído todo hasta ahora, lo mismo con Stephen King, que llevo tres atrasados pero me pongo este otoño. De Alice Munro estuvimos hablando no hace mucho, quizás organicemos conjunta, ya que tienes este libro, empecemos por aquí. Con Mishima me pongo a lo más tardar la semana que viene, de kenzaburo Oe leí Una cuestión personal, tuve ocasión de comentarlo con Rafa y de Franzen, pues leí Las Correcciones, me pareció un buen libro con mucha paja, saqué bueno y malo a partes iguales. El de Orhan Pamuk me lo apunto también, ¿sabes? creo que eres el único de todo mi mundo bibliófilo que lee a Sedaris XD Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José!

      Ja, me alegro de que este mes hayamos sincronizado nuestras preferencias. Lo mejor de todo es lo azaroso de estos IMM, casi nunca elijo lo que sucede. Nunca voy a una librería al uso a buscar estos libros concretamente y no otros, sino que brillan en un mercadillo, en una estantería de segunda mano, aparecen en una caja de objetos perdidos. Por lo que el Pleno con tu Estantería tiene doble mérito. Y eso hace que todo este juego sea mucho más divertido.

      Munro, Pamuk, Sedaris, avisa, avisa, que estaré por aquí!

      Un abrazo!

      Eliminar
  7. H leído unos cuantos y los que no, El grito silencioso y a Sedaris... me los tengo que llevar.
    Una gran selección, la verdad
    Creo que es la primera persona que veo que ha leído La bofetada, al menos ya no estoy sola
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Sí, este mes todo ha sido muy ecléctico. Mezcla extraña. Recuerdo que hace un par de años, cuando "La Bofetada" se veía en todas las estanterías, era una buena opción que nunca me llevé a casa. Leeré tu reseña si la hiciste en su día, a ver cómo trastocó tus lecturas este libro nacido en las antípodas.

      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Hola Elena!

      Te avisamos, te avisamos!

      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  9. ¿Te puedes creer que yo pensaba haber comentado ya en esta entrada? Es que me pierdo entre tanto libro interesante. Los que más me han llamado la atención, el de David Sedaris y los dos de RBA. Alice Munro es una autora que tengo pendiente y si tu madre dice que hay que leerla, no se hable más. También me apetece leer algo de Franzen, pero es que me da la sensación de que si me ven leyéndolo me van a tirar piedras. No entiendo ese odio exacerbado que despierta el escritor. ¡Espero con ansia tus reseñas! Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús! Sí, echaba de menos tu comentario y no aparecía por ningún lado. Pensaba que no te llamaba nada la selección de este mes. Agosto es terrible!

      No puedo seguir aplazando a Munro como lo he hecho durante tantísimo tiempo. Rezo por que algún día exista un Cuentos Completos sobre ella y yo muera de amor. Pero mientras, tengo un par de libros de ella en la estantería. Preparados.

      En cuanto a Franzen, lo malo es que es un poco Divo, nivel "sois lerdos y yo no". Intelectual anquilosado en otra época, pero lo cierto es que está mal hablar sin haber leído nada de él. Creo que fue en Goodreads donde leí que tú también querías leer 'Libertad'. A ver qué te parece a ti.

      Ahora sí, Gracias por pasarte!

      Eliminar
  10. Y si te digo que leí El Fugitivo?
    :)

    Cuántos Sergios participaron en esa caza a lo summertime madness?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! Tuviste un pasado King! Eso no me lo habías contado. Sólo 1 Sergio, pero todas sus versiones. Siempre.

      Qué ganas de verte otra vez por aquí!

      Bienvenida.

      Eliminar